Zelenski habla por primera vez con Xi Jinping desde que comenzó la invasión rusa

A+ A-

 


Zelenski habla por primera vez con Xi Jinping desde que comenzó la invasión rusa

Por primera vez desde que comenzó la guerra en Ucrania, el presidente chino, Xi Jinping, ha charlado con su homólogo Volodimir Zelenski. Hasta ahora, el mandamás de la segunda potencia mundial había intercambiado impresiones con todos los actores importantes que hay alrededor de la invasión rusa, menos con el líder del país atacado por Moscú. Al fin, Xi, queriendo reafirmar su posición como el gran mediador en las negociaciones de paz, ha descolgado el teléfono para contactar con el presidente ucraniano.

“Tuve una llamada telefónica larga y significativa con el presidente chino, Xi Jinping. Creo que este llamado, así como el nombramiento del embajador de Ucrania en China, darán un poderoso impulso al desarrollo de nuestras relaciones bilaterales”, ha escrito Zelenski en Twitter tras terminar la llamada.

Respecto a la lectura que han hecho los medios oficiales de Pekín sobre la conversación, han destacado que Xi dijo a Zelenski que China enviará un “representante especial del Gobierno sobre asuntos euroasiáticos” a visitar Ucrania y otros países para “llevar a cabo una comunicación profunda con todas las partes sobre la solución política de la crisis de Ucrania”. También que Xi aseguró que China “siempre está del lado de la paz y que la posición central de China es promover la paz a través de conversaciones”.

La cadena estatal china CCTV ha remarcado la oferta extendida por Xi de enviar una delegación a Ucrania para mantener conversaciones de paz con todas las partes destinadas a lograr un alto el fuego lo antes posible. Además, el presidente chino habría prometido que su país se mantendría neutral en el conflicto y que Pekín “no mirará el fuego desde el otro lado, ni agregará combustible al fuego, y mucho menos aprovechará la crisis para obtener ganancias”.

Hace un par de meses, el ucraniano cursó una invitación formal al presidente chino para que lo visite en Kiev, poco después de que se produjera el viaje de Xi a Moscú y de que Vladimir Putin anunciara que desplegaría armas nucleares tácticas en Bielorrusia.

“No hay ganador en una guerra nuclear. Todas las partes involucradas deben mantener la calma y la moderación al abordar el problema nuclear y mirar verdaderamente el futuro y el destino de ellos mismos y de la humanidad en su conjunto, así como trabajar juntos para manejar la crisis”, dijo Xi a Zelenski durante su conversación del miércoles. “La negociación es la única salida viable”, sentenció el líder chino.

Desde Moscú, en un comentario sobre la llamada entre los líderes de China y Ucrania, la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zakharova, señaló que su país “toma nota de la disposición de la parte china para hacer esfuerzos para establecer un proceso de negociación”.

Durante el último encuentro entre Xi y Putin, el Kremlin puso la alfombra roja al poderoso vecino chino, a sabiendas de que este le iba a brindar el oxígeno económico que tanto necesita ante la lluvia de sanciones. Xi no defraudó a su socio. Ratificó su respaldo estratégico y reforzó los acuerdos comerciales con Rusia.

Un mes después, ya en abril, fue el nuevo ministro de Defensa chino, Li Shangfu, un veterano general sancionado por Estados Unidos por comprar precisamente armas a Rusia, el que eligió Moscú como su primer viaje internacional, convirtiéndose además en la primera visita de un jefe de defensa chino desde que el ejército ruso lanzó la invasión. Li mantuvo un encuentro con Putin. Ambos se comprometieron a reforzar la cooperación militar entre ambos países.

En el convulso tablero de juego actual, Pekín lleva desde que comenzó la guerra haciendo malabarismos en un gran ejercicio de equilibrismo, sosteniendo a Putin mientras busca reconducir las relaciones con Europa y continúa extendiendo la influencia por el llamado Sur global.

Al cumplirse un año de la invasión rusa de Ucrania, desde Pekín lanzaron un “plan de paz” centrado en 12 puntos en los que se pedía el respeto a la soberanía de todos los países y un llamamiento al alto al fuego, a la vez que en otro apartado cargaban contra las sanciones internacionales a Rusia y se consideraban legítimas las preocupaciones de seguridad de Putin sobre la expansión de la OTAN hacia Europa del Este.

El plan fue bien acogido por el presidente ucraniano Zelenski, aunque dijo que solo sería aceptable si conducía a que Moscú retirara sus tropas de todo el territorio ucraniano ocupado.

Fuente: El Mundo 

NOTICIAS RELACIONADAS

INTERNACIONALES 2791988697222263883

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon
BLOG_CMT_createIframe('https://www.blogger.com/rpc_relay.html', '0');

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD






LAS MÁS LEÍDAS

Archivos

item