Naturaleza genera zozobra y preocupación en población mundial en última semana

A+ A-

 


Varios países del mundo han sufrido entre este lunes y martes movimientos telúricos que han generado zozobra y preocupación por su magnitud, especialmente tras el terremoto que azotó a Turquía y Siria que ha dejado hasta el momento casi 4.000 muertos según datos oficiales.

Turquía sufrió sismos de magnitud 7,8 y 7,6, además de numerosas réplicas más suaves, se encuadra dentro de un fenómeno denominado “triggering”, en el que un seísmo va desencadenado el siguiente.

Los sismos que se han registrado en las últimas 48 horas, han sido 2 sismos de magnitud 7 o superior; 3 sismos de magnitud entre 6 y 7.

Además, se reportaron 37 sismos de magnitud entre 5 y 6 magnitud; hubo 264 sismos de magnitud entre 4 y 5.

Las autoridades registraron 657 sismos de magnitud entre 3 y 4 magnitud y 601 sismos de magnitud entre 2 y 3 y 755 temblores de magnitud inferior a 2.

Mientras más de 100 sismos con un mínimo de magnitud de 4.1 en adelante, se han registrado desde el pasado lunes en países como Turquía, Siria, Indonesia, Jordania, Taiwán, Isla Kermadac en Nueva Zelanda, isla Samoa y hasta en el norte de Colombia, entre otras zonas.

Terremoto en Turquía el 5 de febrero

Vea aquí las impactantes imágenes de Turquía y Siria por terremoto de magnitud 7,8: van más de 2.300 muertos

Colombia
En el norte de Colombia, se registró un fuerte temblor en horas de la noche. El sismo de magnitud de 4.6 se sintió Bogotá y otras zonas del centro del país.

Según el reporte del Servicio Geológico Colombiano, el epicentro del movimiento telúrico se produjo a 11 km del municipio de Pasca, Cundinamarca. Además, se dio a conocer que tuvo una profundidad superficial de menos de 30 km.

Estados Unidos y Guatemala

En Estados Unidos y Guatemala se presentaron temblores, aunque de menor magnitud, que, sin embargo, causaron alarma entre la población, teniendo en cuenta que previamente había sucedido el terremoto en Turquía y Siria.

En el caso de Estados Unidos, el epicentro fue en la población de West Seneca, ubicada en el estado de Nueva York y muy cercana a la ciudad de Búfalo, la cual sufrió hace poco las consecuencias de la denominada ‘Tormenta del siglo’.

“El terremoto en Turquía está generando fricciones en las placas tectónicas de todo el planeta”, escribió vidaaustera.nft en su cuenta de Twitter, al publicar un video.

El Servicio Geológico de ese país (USGS por sus siglas en inglés) reportó el temblor a las 7:09 de la mañana (hora del este) con una intensidad de 3,8 en la escala de Richter.

En el continente americano se registraron casos en Estados Unidos, Guatemala, Colombia y República Dominicana.

En el caso de Guatemala, se registró un sismo de 4,7 en la escala de Ritcher, pero que se sintió también en países vecinos como El Salvador y México.

Previamente, se sintió otro temblor a 27 km de Jutiapa. El movimiento sísmico tuvo una magnitud de 1,8 y una profundidad de 1 km.

Ese país centroamericano es uno de los más vulnerables a los terremotos debido a su situación en el Cinturón de Fuego del Pacífico, la zona con mayor actividad sísmica del mundo.

En República Dominicana, el pasado 1 de febrero se registró un temblor de tierra de magnitud 5.6 grados se sintió con fuerza la mañana de este miércoles en República Dominicana.

El sismo tuvo su epicentro a 35 kilómetros de Baní, provincia Peravia, aunque se sintió con intensidad en el Gran Santo Domingo, San Cristóbal y otras demarcaciones.

Según el Departamento de Investigación y Servicios Geofísico de INSIVUMEH, el territorio nacional de Guatemala está repartido en tres placas tectónicas: Norteamérica, Caribe y Cocos.

Se ve un vehículo dañado encima de los escombros después de un terremoto en Turquía.

¿Qué está pasando en el mundo?

Lo que primero hay que tener en cuenta es qué es, técnicamente, temblor, sismo y terremoto. “Temblor” y “sismo” son utilizados para referirse a un movimiento de baja magnitud, mientras que todo lo contrario sucede con “terremoto”, que es de gran magnitud.

Y aunque estos fenómenos no pueden predecirse, los expertos han advertido que algunas regiones del mundo son más propensas a sufrir estos fenómenos, debido, esencialmente, a que están ubicados en inmediaciones de placas tectónicas.

Es el caso del Pacífico, especialmente en California, ya que la placa se mete debajo de la placa continental, lo que origina una fricción, y cuando se libera la energía (de ese contacto) ocurren los sismos.

El denominado Cinturón Circumpacífico se extiende por todo el océano, pasa por todo ese límite con el continente Americano (Estados Unidos, México, Chile, Colombia) y llega hasta Japón, Nepal y Nueva Zelanda.

Se extiende a lo largo de las costas de América del Sur, México y California hasta Alaska; después continúa por las islas Aleutianas, antes de dirigirse hacia el sur a través de Japón y las Indias orientales. La mayor parte de la energía sísmica se libera en esta región, libera entre 80 y 90 % de la energía sísmica anual de la Tierra.

También existe el Cinturón Eurasiático-Melanésico (Alpino-Himalaya), que incluye las cordilleras alpinas de Europa y Asia, conectando con el anterior en el archipiélago de Melanesia. Desde España se prolonga por el Mediterráneo hasta Turquía, el Himalaya y las Indias Orientales.

Esta inmensa falla se produce por las plataformas Africana e India, que se mueven hacia el norte rozando levemente la plataforma Euroasiática. Aunque la energía liberada aquí es menor que en el del Pacífico, a lo largo de los años ha producido devastadores terremotos, como el ocurrido en China en 1976, donde murieron más de 650 mil personas.

Finalmente, una tercera región altamente sísmica la formaría la Dorsal Mesoatlántica ubicada en el centro del océano Atlántico.

No solo placas tectónicas

Aunque es la principal causa de temblores y terremotos, no es la única. Los expertos han advertido que cualquier proceso que pueda lograr grandes concentraciones de energía en las rocas puede generar sismos.

En estos casos la magnitud dependerá, entre otros factores, de qué tan grande sea la zona de concentración del esfuerzo.

En consecuencia, estos son los principales factores que influyen en la ocurrencia de temblores y terremotos, según el Servicio Geológico de México:

– Tectónica: son los sismos que se originan por el desplazamiento de las placas tectónicas que conforman la corteza, afectan grandes extensiones y es la causa que más genera sismos.

– Volcánica: es poco frecuente; cuando la erupción es violenta, genera grandes sacudidas que afectan sobre todo a los lugares cercanos, pero a pesar de ello su campo de acción es reducido en comparación con los de origen tectónico.

– Hundimiento: cuando al interior de la corteza se ha producido la acción erosiva de las aguas subterráneas, va dejando un vacío, el cual termina por ceder ante el peso de la parte superior. Es esta caída la que genera vibraciones conocidas como sismos. Su ocurrencia es poco frecuente y de poca extensión.

NOTICIAS RELACIONADAS

NACIONALES 2647995463863932658

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon
BLOG_CMT_createIframe('https://www.blogger.com/rpc_relay.html', '0');

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD






LAS MÁS LEÍDAS

Archivos

item