Renuncia secretario de trabajo de EE.UU, en medio del caso de tráfico sexual de Jeffrey Epstein

A+ A-
El único latino en el gabinete de Trump, Alexander Acosta, anunció este viernes que renunciará como secretario de Trabajo de EE.UU. en medio de una controversia sobre la forma en que manejó un caso de delitos sexuales contra el empresario Jeffrey Epstein hace una década, cuando era fiscal federal del distrito sur de Florida.
Durante una rueda de prensa conjunta con Trump, Acosta aseveró que no quería que su participación en el polémico caso de Epstein, sospechoso por tráfico sexual de menores, ensombreciera los logros de la Casa Blanca.
“Alex Acosta me informó que sentía que el constante ruido de la prensa sobre un proceso que tuvo lugar bajo su supervisión hace más de 12 años era malo para la Administración”, tuiteó Donald Trump, quien lo definió como “un gran secretario de Trabajo”, y agregó que será remplazado por el hasta ahora subsecretario de esa cartera, Patrick Pizzella.
En 2008, Jeffrey fue condenado a prisión por primera vez por delitos sexuales. En diciembre de 2018, un grupo de legisladores de EE.UU., en su mayoría demócratas, exigieron que Acosta se sometiera a una investigación por llegar presuntamente a un acuerdo secreto con los abogados de Epstein en 2007 para reducir su condena.
El pacto redujo la lista de crímenes de Epstein a dos cargos por prostitución. Como resultado, el empresario tuvo que pasar 13 meses en la cárcel del condado de Palm Beach en vez de enfrentarse a una posible cadena perpetua. Además, el acuerdo le permitió disfrutar de un tratamiento especial, como ser confinado en una celda en una sección privada de la prisión, y le brindó la posibilidad de salir de las instalaciones del centro penitenciario seis días a la semana durante 12 horas cada día para ir al trabajo.
El problema resurgió el 6 de julio, cuando Epstein fue arrestado por cargos de tráfico sexual por el FBI. El multimillonario de 66 años se encuentra bajo custodia en Nueva York acusado de trata de personas con fines de explotación sexual entre 2002 y 2005. Ante la corte, el sospechoso ha negado las acusaciones de tráfico sexual de menores y conspiración.
En función de los cargos que se le imputan, por los que puede ser condenado hasta a 45 años de cárcel, Epstein invitaba a menores entre 13 y 16 años con el pretexto de que le realizaran un masaje, les pagaba de 200 a 300 dólares en efectivo y abusaba sexualmente de ellas. La Policía estima que el número total de víctimas asciende a 38 menores, aunque algunos medios estiman que la cifra de damnificadas ronda las 80.
Durante la conferencia de prensa, Trump defendió el trabajo de Acosta en el acuerdo de culpabilidad con Epstein. El presidente señaló que inicialmente la gente estaba contenta con eso, luego cambiaron de opinión. Asimismo, el mandatario consideró que su fucionario, en su anterior rueda de prensa realizada el miércoles, había defendido hábilmente las acciones tomadas por los fiscales federales.
En esa conferencia, el secretario de Trabajo describió las acciones de Epstein como “despreciables”, agreando que el empresario podría haberse escapado sin pena de cárcel si la oficina del fiscal de Estados Unidos no hubiera intervenido y tomado el caso del estado de Florida.
Cuando se le preguntó si él haría el mismo trato ahora, Acosta respondió: “Vivimos en un mundo muy diferente. El mundo de hoy trata a las víctimas de manera muy, muy diferente”, sin referirse a las víctimas de Epstein.

NOTICIAS RELACIONADAS

INTERNACIONALES 5975731579527194498

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon
BLOG_CMT_createIframe('https://www.blogger.com/rpc_relay.html', '0');

LAS MÁS LEÍDAS

Archivos

item